Cómo embalar tus regalos en la maleta

Regalos especiales

Cómo embalar los regalos que muchos de nosotros traemos para familiares y amigos cuando salimos en vacaciones.

Se acerca el verano, y muchos salimos de viaje en estas fechas. Cuando haces el checklist de las cosas que debes llevar (o traer) en la maleta en periodo de vacaciones hay una cosa que sobresale por encima de las demás.

¿Cómo vas a conseguir que lleguen sanos y salvos a tu lugar de destino? ¿Vas a enfrentarte a la oficina de correos internacionales en uno de sus periodos de mayor actividad? ¿O vas a gastarte una pasta en facturarlos en la aerolínea de turno y pasarte todo el vuelo rezando para que lleguen de una pieza?

Con un poco de planificación  un también un poco de ideas para embalar tus regalos, enviar ese triciclo para tus nenes desde Francia hasta Madrid puede ser mucho más fácil y barato que traerlo pedaleando tú mismo.

Regalos en equipaje de mano y maletas facturadas.

En una época en la que algunos viajeros se cargan encima tres camisas y dos pares de pantalones para evitar facturar por exceso de peso en sus maletas parece de locos decir que es una buena idea pagar por traer tus regalos en avión ¿cierto?

Pues a veces es así. Tu aerolínea puede ayudarte a la hora de decidir si debes facturar la maleta con los regalos, si es mejor que la lleves encima o si debes encontrar otra manera de asegurar el viaje de tus regalos desde el punto A hasta el punto B. Hay muchas líneas aéreas que te permites facturar tu primera maleta o bolsa de viaje de manera gratuita e incluso hay algunas que permiten las dos primeras gratis.  Así que en realidad tienes espacio de sobra para guardar tus regalos, entonces ¿por qué no guardarlos en la bodega del avión?

Después de comprobar las opciones de varias aerolíneas a la hora de facturar tus maletas y en función de si hay alguna que sale especialmente rentable debes valorar la posibilidad de facturarlos. Eso sí envuélvelos a conciencia anti-desastres y claro, si tus regalos viajan sobre tu cabeza o en tus pies mientras viajas en avión mejor que mejor.

Consideraciones

Si te va a recoger un coche a tu regreso al aeropuerto es fácil que puedas llevar una maleta o dos extra de regalos, pero si eras de los que te toca coger el transporte público y ya estás corto de manos para llevar tus propias cosas puede ser un poco difícil cargar con todo lo demás.

Subir y bajar regalos del avión puede ser algo más o menos sencillo pero transportarlos a través del aeropuerto y de camina a casa puede no serlo tanto. Aquí van algunos consejos.

Regalos facturados

Las maletas rígidas son preferibles frente a las bolsas de viaje y maletas de cubierta blanda. Es una buena idea empaquetar los regalos en una maleta de viaje de la misma manera que lo harías en una caja para enviar por correo. Distribuye el peso de manera adecuada y piensa en calcetines y camisetas como buenos aliados a la hora de proteger objetos frágiles. Considera la posibilidad de guardar los objetos más delicados en tu equipaje de mano. (También hay opciones para guardar objetos frágiles como botellas de vino, lentes de cámaras y cosas así en embalajes inteligentes como VinniBag). Incluso los regalos facturados están sujetos a inspecciones por las autoridades del aeropuerto por eso, y por si ocurre asegúrate de llevar un poco de papel o plástico para embalar a mano.

Regalos en el equipaje de mano

De acuerdo con la TSA, la agencia de seguridad en las aerolíneas americanas, los regalos envueltos pueden pasar los controles de seguridad. Sin embargo, pueden desenvolver ligeramente tus reglaos si creen que requieren una inspección un poco más a fondo. De hecho, también recomiendan envolverlos una vez hayas llegado a tu destino, pero si tienes que protegerlos, piensa en el plástico de burbujas, que permite ver lo que hay en su interior. Si no puedes, es mejor que lo envíes por una empresa de transporte.

Gestionando el envío de tus regalos por correo.

Enviar tus regalos en lugar de embalarlos anti-desastres puede ser una buena opción, especialmente cuando se trata de objetos de valor y también en objetos que vayan a comprometer tu comodidad a la hora de viajar. Si has comprado tus regalos con tiempo suficiente puedes aprovechar el relativo bajo coste de algunas empresas de envíos tanto nacionales como internacionales – se aconseja un seguro para objetos frágiles y de valor-. Cuando envías con más de una semana de antelación suele bajar bastante el precio en relación a los envíos exprés o 24h.

Otro enigma es qué sucede cuando tu familia y amigos reciben el regalo, ya que si se los envías directamente a ellos tú no vas a estar presente para ver sus reacciones. Si el envío por correo es la opción correcta, la pregunta es si los niños podrán esperar una semana para ver sus nuevos regalos sorpresa.

Quizá la mejor manera de controlar el coste de los envíos de regalos o el embalaje de estos es ser creativos a la hora de elegir qué regalar o cuándo regalarlo. Considera las tarjetas de regalo, prendas de ropa o libros- o mejor aún- libros electrónicos o canciones de iTunes, por ejemplo.

Cambiar la fecha de entrega de regalos también es una buena solución para no tener que gestionar las cosas con poco tiempo y en el propio viaje. Hay un montón de mini desafíos y mini crisis en las temporadas de vacaciones desde cómo llegar a todos los conciertos o actividades hasta cómo repartir el tiempo para ver a la familia, no hagamos que regalar se convierta también en un mini problema.