Por qué regalarle un juguete a un niño

Regalos para niños y bebés
Por qué regalarle un juguete a un niño

No hay niño que no disfrute con un juguete. Si tienes alguna duda sobre esta afirmación prueba a llevar a cualquier niño a una tienda de juguetes y verás cómo tarda segundo en encontrar al menos uno que le dibuje una sonrisa en la cara.

Muchas veces, sin embargo, los adultos los rechazamos como posible regalo por algo más “útil”, pero los juguetes son algo más que diversión y juegos para un niño, porque casi todos le ofrecen al niño algún tipo de aprendizaje. Por ejemplo, los juegos de manualidades, como los de esta tienda donde comprar regalos diferentes, son geniales para desarrollar las capacidades manipulativas, y los bloques, como los de Lego, mejoran su capacidad lógico-espacial.

Ten en cuenta que la mayoría de los artículos de juguete que adquirimos para ellos, siempre y cuando cumplan la normativa, están destinados a una edad bajo un estudio pedagógico que asegura una aportación de valores enriquecedora para su desarrollo.

Con esta idea, éstos son los juguetes para niños que te recomendamos regalar:

Juguetes para bebés

Los más pequeños están deseosos de aprender más sobre el mundo que les rodea, y son una esponja en cuanto a aprendizaje. Cada nueva forma, cada color, cada textura, cada sabor y cada sonido son una experiencia de aprendizaje para ellos. Dar a un bebé juguetes que sean estimulantes le ayudará a descubrir sus sentidos, eso sí, siempre que cumplan con los estándares de seguridad.

Los sonajeros y juguetes que emiten música son los favoritos de los niños más pequeños, por la capacidad que tienen para atraer su atención. Los colores llamativos estimulan el desarrollo de su visión, por eso sus juguetes son tan coloridos.

A medida que crecen, los niños utilizan los juguetes para aprender las relaciones de causa y efecto. También necesitan objetos tales como bloques para ayudar a desarrollar habilidades motoras y la coordinación manuales y visuales.

Juguetes para niños

Los niños pequeños pueden jugar con una mayor variedad de juguetes de los que manejaban cuando eran más pequeños. Todavía pueden disfrutar de algunos de los juguetes que jugaban cuando eran más peques, pero notarás que se aburren con ellos con facilidad ya que no les supone ningún reto.

Los bloques son uno de esos juguetes que pueden alargarse en su uso. Es cierto que a medida que crecen, éstos van menguando su tamaño, pero siempre pueden brindarles nuevas oportunidades educativas en el desarrollo y control del espacio. Los objetos con formas también son muy comunes en esta época, que permiten a los padres trabajar con ellos nociones básicas de formas y colores.

También son muy útiles los muñecos, que les permiten desarrollar capacidades afectivas, muy importantes en el desarrollo de un niño.

Juguetes para preescolar y niños en edad escolar

Cuando los niños llegan a la edad preescolar, es el momento de empezar a aprender sobre las letras, los números y las competencias lingüísticas. Hay un montón de juguetes que fomentan este tipo de aprendizaje, como puzzles con el alfabeto o hasta juegos digitales sencillos que están ligados a las materias que les son impartidas en el colegio.

Este tipo de juego puede darle al niño una ligera ventaja sobre las cosas nuevas que se van impartiendo de forma que supere su aprendizaje de forma rápida. Los niños que están escolarizados pueden complementar su aprendizaje con la diversión de mano de juguetes educativos. Esto permitirá también que aumente la retención y la nemotécnica sobre las cosas que va viendo en el aula. Y cuando un niño encuentra un juguete educativo que realmente le gusta, será más probable que juegue el doble de tiempo con él, lo que refuerza las cosas que ha aprendido a parte de los beneficios antes mencionados.