Regalar puzzles a niños

Regalos para niños y bebés

La televisión, las videoconsolas y las nuevas tecnologías están haciendo que los niños cada vez crezcan más alejados de los juegos clásicos, que pueden parecer anticuados, pero son necesarios para que nuestros hijos aprendan a apreciar también las cosas pequeñas, y son juegos que además les ayudan a desarrollar ciertos conocimientos que no son posibles con los juguetes 2.0.

En este artículo queremos romper una lanza hacia los puzzles, un entretenimiento que ha existido desde hace muchas décadas y con los que hemos crecido millones de niños en todo el mundo. Estos han evolucionado, se han adaptado también a las nuevas tecnologías, y son juegos ideales para inculcar en nuestros hijos una serie de beneficios psicológicos como los que veremos a continuación.

Beneficios psicológicos de hacer puzzles

– Los puzzles nos fuerzan a observar con paciencia y a explorar una imagen de forma global y abstracta, por lo que desarrollamos la concentración, la atención, la paciencia y la abstracción.

– Mejora de la coordinación óculo manual, ya que las manos y los ojos se comunican directamente para cuadrar la pieza en el lugar exacto y en la dirección exacta (fuente: bebesymas).

– La paciencia de la que hablábamos antes es una virtud necesaria para hacer puzzles, y es algo que poco a poco se va perdiendo, en una sociedad que cada vez va más rápida. El autocontrol y la reflexión que nuestros hijos pueden adquirir realizando puzzles, es algo que no tiene precio.

– Mejoran la organización de la información que reciben y el pensamiento abstracto. Los puzzles no se crean de un modo lineal, sino que se van creando pequeñas porciones que finalmente, al combinarlas, crean un todo. Esto es lo que hará que nuestros hijos mejoren en un pensamiento de abstracción para pensar en un todo antes de que esté completo, y además aprenderán a organizar las diferentes partes del puzzle ya completadas (fuente: iMujer).

¿Los puzzles digitales también aportan beneficios?

Por supuesto que sí. Los puzzles online también son capaces de aportarles muchos beneficios a los más pequeños: mejoran su concentración, su capacidad de abstracción, sus habilidades espaciales y matemáticas, su memoria y percepción del espacio, etc.

Lo ideal es que los primeros puzzles, ya sean digitales o clásicos, siempre los hagamos con ellos algunas veces. Es cierto que en la imagen de la caja tienen la imagen global de como debe quedar el puzzle, pero cuando son muy pequeños les costará un poco abstraerse de esa manera. Poco a poco su memoria hará el resto, y serán capaces de montarlos sin problemas.

Además esto hará que el pequeño sienta un vínculo afectivo con nosotros, lo que le hará que le guste aún más la realización del puzzle. Si siente que lo puede compartir con sus padres, jugará mucho más feliz que si es un juego al que tiene que aprender a jugar solo.

Regalemos puzzles

Por todos estos motivos que hemos visto, volvemos a aconsejar regalar más puzzles a los pequeños. Estamos aportándoles muchas cosas de una forma increíblemente sencilla.